Buscar

Cerrar ciclos para crecer

Ya no te sirve. Ya no aporta. Ya déjalo ir.


Escribo mientras pienso en los ciclos que yo he cerrado. Es tan difícil dejar ir, reconocer que eso que te hacía feliz ya no es sano para tu crecimiento y reconocer también que estás en una zona de confort que quizá se interpone entre ti y tus sueños. Recordemos que los ciclos aplican para personas: como nuestra pareja, amigos o incluso familiares; de igual manera aplica para situaciones: como

un trabajo, un duelo, una rutina o quizá hasta una ciudad. Para cerrar un ciclo, hay que hacerlo de forma consciente:


Date tiempo.

Toma un espacio para pensar en tus sentimientos e identificar lo que sientes respecto a cierta persona o situación.


Decide.

Haz una comparación entre lo que aporta y lo que afecta y DECIDE.

Es una decisión difícil la mayoría de las veces, pero es mejor tomar acción que vivir en el “limbo“. Si decides seguir en el ciclo, busca cómo puedes mejorar tu situación, busca ayuda. Si decides dejarlo, reconoce lo que aprendiste en el, qué partes de ti afectó, vive el duelo de aceptar que está por acabarse y por ultimo, di adiós.


Emprende.

Para seguir adelante, hay que estar en paz con lo vivido, estar conscientes de lo aprendido, recibir con los brazos abiertos al cambio y tomar acción buscando experiencias que ayuden a sanar nuestras heridas, que nos hagan feliz y estén dirigidas a nuestras metas y sueños.



¿Qué piensas tu? ¿Qué te ha ayudado a ti a cerrar ciclos?

¡Compárteselo a alguien que necesita leerlo!


27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo