Ojo Turco

El Ojo Turco, también llamado Ojo de Nazar, es quizás uno de los amuletos más utilizados últimamente.  El significado en árabe es “Seguridad y atención” por lo cual está asociado estrechamente con la protección ante objetos malignos o maldiciones. Ha sido un símbolo venerado en varias culturas, incluyendo religiones. En Turquía sigue siendo un máximo símbolo cultural. En los tiempos del antiguo Egipto y Babilonia, se pensaba que los malos sentimientos del ser humano se proyectan a través de los ojos, pues estos son la parte más expresiva del cuerpo. 

Es un amuleto para atraer la buena suerte y proteger contra la influencia negativa de la envidia conocida como el mal de ojo y las malas energías. El mal de ojo es una creencia, de que un mal puede transmitirse por la mirada y puede provocar mala suerte, dolor de cabeza y enfermedades.

El Ojo Turco distrae la mirada de la persona, es decir, atrapa la mirada de aquel que nos quiere hacer daño. Impidiendo que el mal de ojo entre por nuestros ojos. Si el ojo turco se deteriora o rompe, quiere decir que ha cumplido su misión y nos ha protegido, por lo que se recomienda reemplazarlo por otro.

Generalmente se compone de círculos concéntricos o con formas de gotas, desde dentro hacia fuera: azul oscuro o negro, azul claro, blanco y azul oscuro (o borde amarillo/dorado). El color más común es el azul, pero puede estar fabricado en otros colores y dependiendo de su color, te protegerá de manera diferente. 

azul

Buenas energías y Protección

 azul

claro

Verdad y Protección directa

rojo

energía, poder y determinación

negro

poder, fuerza interior y serenidad

amarillo

fuerza, vitalidad y buena salud

verde

naturaleza, esperanza

morado

Poder, Ambición, Sabiduría y magia

blanco

luz, bondad, inocencia y pureza

El ojo turco puede emplearse combinado con otro tipo de amuleto

Con las herraduras es bueno para las finanzas y se recomienda colocarlo en la parte frontal arriba de la puerta.

Con la mano de Fátima, tiene el poder de detener todo lo negativo.​

Con una mariposa, el ojo turco, protege la vida en pareja.

Manos de henna

Mano de Fátima - Hamsa

 

La Mano de Fátima, también conocida como Hamsa, es un amuleto de origen musulmán.  Fátima era el nombre de una de las hijas de Mahoma, también es conocida como la mano divina, mano de Dios, o Mano de Myriam. Hamsa es un término de origen árabe que significa “cinco”, en referencia a los 5 dedos de la mano humana.

El símbolo de la “mano de hamsa” es caracterizado por representar el diseño de una mano derecha simétrica con cinco dedos: el dedo corazón en el centro, a sus lados el anular y el índice, un poco más cortos que el corazón e iguales entre sí, y en los extremos dos pulgares, del mismo tamaño y algo curvados hacia afuera.

Es utilizada mundialmente como un poderoso amuleto en contra de las desgracias y la mala energía.Puede protegerte contra cualquier tipo de mal, catástrofes naturales, enfermedades, envidia, celos, rabia y mal de ojo. Del mismo modo, puede brindarte paciencia, fidelidad, fertilidad y despeja el camino para quien lo utilice.

En ocasiones, contiene otros símbolos como ojos, estrellas de David, peces, y otros con la intención de fortalecer el poder del amuleto. Cuando el Hamsa y el mal de ojo se combinan, ninguna maldición, pensamiento negativo o mala intención le impedirá alcanzar sus metas y también dependiendo del color del ojo turco se pueden potencializar otros beneficios.

También el hecho de que la mano de Fátima apunte hacia arriba (su posición original) o hacia abajo, puede cambiar completamente su significado. 

Otorga protección de todas las emociones negativas como la envidia, los celos, la ira, el mal de ojo.

Atrae riqueza, suerte, paciencia, felicidad, prosperidad y amor.

 ​✨ Buenas energías y protección ​✨