Buscar
  • Vrujaz

La confianza viene de la preparación. - John Wooden

Así como en algún momento nos tocó estudiar para un examen de historia o de matemáticas, debemos prepararnos para las entrevistas de trabajo. Te comparto 10 consejos útiles para la próxima entrevista que tengas:


1. Confirma tu asistencia

2. Estudia e investiga sobre la empresa todo lo que puedas, además conoce bien el puesto que está vacante.

3. Prepárate:

conoce tus debilidades/fortalezas y los argumentos que utilizarás para defenderlas. Puedes llevar tu currículum y anotaciones sobre puntos que no quieras pasar por alto.

3. SÉ PUNTUAL. Llega 5-10 minutos antes y repórtate.

4. Saluda con un apretón de mano, viendo a los ojos y sonriendo.

5. Deja que el entrevistador tome la iniciativa y háblale de “usted“ hasta que te pida lo contrario.

6. No hables mal de tus empleos pasados.

7. Marca una línea entre la información personal y laboral sin ser grosero.

8. Contesta todas las preguntas de manera clara y concisa, no hables demasiado ni demasiado poco.

9. Haz preguntas. No tengas miedo de dar a conocer tus dudas sobre la empresa, el puesto, las posibilidades de crecimiento, etc.

10. Expresa tu agradecimiento.



¡Compártelo con alguien para que gane ese puesto!


Te dejo una página con más consejos:

Fuente: http://www.gipe.ua.es/es/consejos-para-superar-una-entrevista-de-trabajo


13 vistas0 comentarios
  • Vrujaz

Ya no te sirve. Ya no aporta. Ya déjalo ir.


Escribo mientras pienso en los ciclos que yo he cerrado. Es tan difícil dejar ir, reconocer que eso que te hacía feliz ya no es sano para tu crecimiento y reconocer también que estás en una zona de confort que quizá se interpone entre ti y tus sueños. Recordemos que los ciclos aplican para personas: como nuestra pareja, amigos o incluso familiares; de igual manera aplica para situaciones: como

un trabajo, un duelo, una rutina o quizá hasta una ciudad. Para cerrar un ciclo, hay que hacerlo de forma consciente:


Date tiempo.

Toma un espacio para pensar en tus sentimientos e identificar lo que sientes respecto a cierta persona o situación.


Decide.

Haz una comparación entre lo que aporta y lo que afecta y DECIDE.

Es una decisión difícil la mayoría de las veces, pero es mejor tomar acción que vivir en el “limbo“. Si decides seguir en el ciclo, busca cómo puedes mejorar tu situación, busca ayuda. Si decides dejarlo, reconoce lo que aprendiste en el, qué partes de ti afectó, vive el duelo de aceptar que está por acabarse y por ultimo, di adiós.


Emprende.

Para seguir adelante, hay que estar en paz con lo vivido, estar conscientes de lo aprendido, recibir con los brazos abiertos al cambio y tomar acción buscando experiencias que ayuden a sanar nuestras heridas, que nos hagan feliz y estén dirigidas a nuestras metas y sueños.



¿Qué piensas tu? ¿Qué te ha ayudado a ti a cerrar ciclos?

¡Compárteselo a alguien que necesita leerlo!


27 vistas0 comentarios
  • Vrujaz

24 horas son suficientes.


¿Cuántas veces has sentido que “le faltan más horas al día“? Muchas personas tendemos a sentir desesperación al finalizar nuestra jornada con tareas no cumplidas y muchas más por hacer al día siguiente, las cuales se van acumulando y acumulando. Qué estrés.


En este texto enlistamos 3 hábitos que te ayudarán a ser más productivo y sentir que 24 horas sí son suficientes.


1. Tiende tu cama.

“...a veces, el simple acto de hacer la cama puede darte el impulso que necesitas para comenzar tu día“ William H. McRaven escribió en su libro que empezar el día con una tarea cumplida genera disciplina, te da satisfacción, orgullo y sentimiento de productividad que puede desencadenar más acciones productivas a lo largo del día.


2. Enlista las tareas por hacer.

Escribir tus pendientes antes de dormir te ayudará a descansar y evitar esos minutos de sueño perdidos pensando “mañana tengo que ir a ... y después terminar de hacer ... ¿y qué más tenía pendiente?“ Además por la mañana sabrás claramente cuáles son tus tareas del día.


3. Dale prioridad a tus tareas.

Usa las preguntas:

¿Cuánto tiempo me toma cada tarea?

¿Cuál de estas tareas tiene una fecha u hora límite?

¿Qué tarea involucra el tiempo de otras personas?

¿Qué tarea(s) puedo posponer/realizar mañana?

Al contestar estas preguntas podrás darle orden de acción a tu día acomodando tus tareas con base en los tiempos de tu rutina diaria.



¿Qué te pareció el texto? Si tienes otros tips ¡comenta!

Si te gustó, ¡comparte con tus amigos!



24 vistas2 comentarios